¿Es seguro el consumo de soya durante el embarazo?

Las mujeres que consumen alimentos de soya dan lugar a altas concentraciones circulantes de isoflavonas.
Las mujeres que consumen alimentos de soya dan lugar a altas concentraciones circulantes de isoflavonas.

Por Msc. Julieta Lumbano Lalama.

 

Las mujeres que consumen alimentos de soya dan lugar a altas concentraciones circulantes de isoflavonas son capaces de concebir, teniendo un embarazo a término con  bebés  sin complicaciones  seguido de un período de lactancia normal.

 

Debido a que estas mujeres consumen alimentos de soya antes del embarazo y continuó comiendo soya durante el embarazo y durante la lactancia, los alimentos de soya no parecen tener efectos adversos sobre el desarrollo humano temprano o en el comportamiento reproductivo posterior.

 

No hay evidencia epidemiológica que sugiera que los alimentos de soya hayan reportado  efectos adversos en estos períodos críticos e importantes durante el cual otras hormonas y medicamentos, como dietilestilbestrol o alcohol, fueron notificados de tener efectos perjudiciales para la salud y de desarrollo.

 

No se ha evidenciado efectos teratogénicos en la población asiática, la cual consume desde hace cientos de años soya durante el embarazo.

 

Se ha sugerido que tanto la soya como las isoflavonas suprimen la tiroperoxidasa e inducir al bocio, por lo que se realizó un estudio clínico en Shenyang, China donde se investigó inicialmente los efectos del consumo de soja en la alimentación en la función tiroidea materna y en la producción de anti- TPO anticuerpos (TPOAb)  durante el embarazo temprano, el cual señaló como conclusión que  no se encontraron correlaciones entre los niveles de isoflavonas en orina y suero TSH o T4L. Los niveles de isoflavonas urinarios no fueron significativamente diferentes entre las mujeres TPOAb – positivos y negativos- que fueron  seleccionadas al azar.

 

En conjunto, los resultados sugirieron que el consumo de soja en la dieta durante el embarazo temprano no está asociado con el desarrollo de la disfunción de la tiroides o la autoinmunidad.

 

Bibliografía:

  • Fourth International Symposium on the Role of Soy in Preventing and Treating Chronic Disease. Thomas M. Badger. J. Nutr. 132: 559S–565S, 2002.
  • Revista Colombiana De Obstetricia Y Ginecología Vol. 55 No 3 • 2004.
  • Effects of Dietary Soy Intake on Maternal Thyroid Functions and Serum Anti-Thyroperoxidase Antibody Level During Early Pregnancy. Jing Li.  Journal of Medicinal Food. May 2011, 14(5): 543-550.
[author-image]