¿Cómo se debe de alimentar en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal?

 

Las enfermedades inflamatorias intestinales son condiciones crónicas que producen inflamación del tracto gastrointestinal, aún no se conocen las causas. Dentro de este grupo de enfermedades las más importantes son la Enfermedad de Crohn y la Colitis ulcerosa.

La Enfermedad de Crohn es un trastorno crónico progresivo que produce inflamación, úlceras y engrosamiento de las paredes intestinales, produciendo a veces obstrucción; puede afectar el intestino delgado y grueso.

La Colitis ulcerativa se caracteriza por la inflamación y ulceración del colon, recto y a veces todo el intestino grueso.

Ambos trastornos producen diarrea con sangre, fatiga, náuseas, cólicos , malnutrición y pérdida de peso.

Los pacientes con enfermedad de Crohn suelen presentar mayores deficiencias nutricionales y dificultad en mantener el peso corporal.

No hay evidencia científica acerca sobre que alimentos inicien o empeoren la actividad inflamatoria, así como también numerosos estudios han demostrado que tanto la nutrición enteral como parenteral logran inducir remisión de la enfermedad de Crohn en el mismo grado y rapidez que el tratamiento con esteroides a altas dosis; no obstante, los efectos a largo plazo no son tan satisfactorios como los corticoides.

Cuando el paciente se encuentre estable (situación de remisión), la dieta a seguir será normal, excepto en aquellos pacientes donde no puedan aceptar la fibra (formas estenosantes de la enfermedad de Crohn).

En este caso se evitarán:

  • Frutas y verduras frescas, secas o cocidas, sólo en zumos.
  • Pan y cereales integrales y sus derivados. Se recomiendan productos refinados o de centeno ligero.
  • Legumbres, frutos secos y semillas.
  • Carnes rojas.

Se recomienda el consumo de proteínas, en especial los pescados azules (salmón, atún, sardina)3 veces por semana por su contenido de omega 3 las cuales son grasas antiinflamatorias, leche deslactosada o de soya, queso de cabra, aceite de oliva extra virgen (produce un efecto protector, en las mucosas), aguacate, el corazón de las alcachofas, yuca, papa, apio, batata, plátano verde, espárragos, arroz, pera, manzana.

En los pacientes con Colitis ulcerosa en fase de remisión, la dieta debe ser normal y alta en fibra, vegetales y alimentos integrales, leche deslactosada o de soya, espárragos, aceite de oliva extra virgen 2 cucharadas al día, linaza, yogurt con lactobacillus acidophilus.

Se evitará el consumo de dulces, chocolates, comida “chatarra”, salsas.

APORTE DE NUTRIENTES EN LA EII.

  • Energía
  • ESTADO NUTRICIONAL NORMAL 30-35 kcal/kg/día.
  • SITUACIONES ESPECIALES 40-45 kcal/kg/día.
  • Sepsis, fiebre, disminución importante de peso.
  • Resecciones intestinales masivas.
  • Malabsorción severa de grasas.
  • Proteínas    2g/kg/día.
  • Grasas       si hay esteatorrea se deben reducir los triglicérido de cadena larga y sustituirlos por triglicéridos de cadena media.

 

Se recomienda la utilización de vitaminas, minerales y suplementos de tipo enteral para asegurarnos un aporte óptimo de estos micronutrientes, en especial del hierro cuando existen hemorragias o de vitamina B12 cuando el íleon se encuentra afectado.

REFERENCIA:

  • Sociedad Venezolana de Gastroenterología. 2010
  • Nutrición y alimentación humana. José Mataix.
  • Impacto de la nutrición en la evolución de la enfermedad inflamatoria intestinal. Nutrición Hospitalaria. 2010.

Por MSc. Julieta Lumbano Lalama.

[author-image]